HUELVA 2017-2018

Historia, Playas, Turismo, Recreativo, Fiestas Colombinas, Semana Santa Onubense y Romería del Rocío

Turismo en Huelva

ıllıllı Historia de Huelva: Plaza de Toros La Merced


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 


 

     
 

Un monumento esencial en Huelva capital, es su plaza de Toros llamada , La Merced, que está ubicada justo a la entrada primordial de la capital, en la calle Gravina más específicamente.

De este modo, todo aquel que venga desde el puente del Odiel va a poder contemplar tal agrando edificio taurino, que prosigue en activo hoy.

Pero hay una historía detrás un tanto especial.

Donde se sitúa hoy en día la plaza de toros de La Merced, había una plaza más vieja y estropeada y por aquel entonces, vieron la necesidad de edificar otra más grande y nueva en el circuito colombino.

La plaza de toros “Monumental” fue estrenada en mil novecientos sesenta y ocho por M. Báez Espuny Litri, El Cordobés y Angel Teruel, que lidiaron reses de C. Cuadri.

Y la corrida de aquel día contó con un aforo de quince espectadores aproximadamente.


Mas pasaron múltiples años, ya antes de finales del siglo, donde su cartel y sus paseíllos se quedaron medio vacíos, siendo su último festejo por los años mil novecientos ochenta y uno.

Progresivamente se iba estropeando y se veía que aquel edificio no sería muy consistente y no era mucho de fiar, así, sobre el año siguiente se determinó que debía cerrarse y edificar una pequeña plaza de madera (estructura portátil) al lado para poder festejar los festejos taurinos en años siguientes.

Después de mucho meditar, no fue hasta el año mil novecientos ochenta y cuatro, que merced a una reforma de manos del empresario J. L. Pereda.

Se reconstruyó la vieja plaza de toros que había en los años mil novecientos dos y fue entonces por el veintinueve de julio de mil novecientos ochenta y cuatro cuando se volvió a la reinauguración de la plaza de La Merced, con un cartel formado por los espadas M. Báez Espuny 'Litri’ -que resurgía ocasionalmente para la ocasión- Curro Romero y Pepe L. V.. Los toros lidiados fueron de Jandilla.

La afición de Huelva nace con exactamente la misma intensidad con la que se canta un fandango, se tripula un navío o bien se toma un buen vino del Condado.

Este es el secreto de entre las mejores aficiones de Andalucía que no en balde muestra orgullosa una enorme lista de nombre toreros y ganaderos que su tierra ha visto nacer.

Huelva es la cuna de Los Litri, entre las más largas dinastías de toreros valientes y técnicos que ha dado el toreo. M. Báez Quintero, El Mequi, J. Báez Quintero; M. Báez G. "El Litri", M. Báez Espuny "El Litri", M. Báez Espínola "El Litri"; mas muchos otros diestros completan el enorme listado de toreros, banderilleros, picadores y novilleros de esta tierra como son los nombres de Los Pirfo (Gregario L. G. "Mellaito de Málaga"; F. L. G., Pirfo I; M. L. G., Pirfo II; J. L. M., Pirfo III; F. L. Leyva, Pirfo IV); Los Chamaco (A. Barrero Morano "Chamaco", S. Barrero Morano "Chamaco", A. Barrero Barrero "Chamaco"); F. Méndez R., Curro Méndez; Florentino Luque Castilla, E. M. V., M. Carrasca L., J. Acantilado Posada, P. G. Terrón, S. O. Trixant, J. V. Mendez, D. G. L. Laine, E. Silvera G. y F. Barroso M., entre otros muchos.


La celebración de los toros en la urbe de Huelva y su provincia arranca asimismo en su campo; en concreto en la cría del toro bravo en las grandes dehesas que cubren la zona de Huelva.

Son muchas las ganaderías que cubren esta zona occidental de Andalucía, como son las de Concha y Sierra, Hijos de Dña. C. Cuadri Parras, D. Tomas Prieto de la Cal, Toros de G. O., "Villamarta", C. Barrero R., Guadiamar, La Dehesilla, M. Angel Millares, Torremilla, El Romeral, J. R. Huelva, I. Palacios, De Montelolivo, J. Carranza, Hermanos Santa Cruz, Viuda de D. Garrido, Hermanos D. Camacho, Arucci, M. G. Pelo, J. G. Pelo, Auxilio S.-Dalp, G. S.-Dalp, Albareal, M. Báez Espuny "Litri", Hermanos Rubio M. y J. L. Pereda, entre otras muchas.


La Plaza de toros de la Merced fue estrenada en mil novecientos sesenta y ocho por M. Báez Espuny "Litri" M. Benítez El Cordobés y Angel Teruel, que estoqueron reses de C. Cuadri y está situada al extremo de la calle Gravina, en la carretera que conduce a Gibraleón.

Su aforo presenta siete mil localidades divididas en 3 pisos. Dicha plaza esta construida sobre la primitiva plaza de toros de Huelva, que se inauguró en mil novecientos dos por M. Báez Quintero Litri y R. G. Machaquito con toros de Saltillo, origen de la presente de V. M..

Aquella primera plaza tenía una capacidad de seis mil localidades, constaba de 2 pisos y un círculo de 45 metros de diámetro.

Lástima que dicha plaza padeciera el abandono a lo largo de un largo tiempo hasta el momento en que hace poco su actual empresario, J. L. Pereda, procediese, el veintinueve de julio de mil novecientos ochenta y cuatro a la reinauguración de la plaza de la Merced, con un cartel formado por los espadas M. Báez Espuny Litri-que resurgía ocasionalmente para la ocasión- Curro Romero y Pepe L. V. Silva ante reses de Jandilla. Desde ese día hasta el día de hoy por allá ha pasado todo lo más granado de la torería de nuestro tiempo.


Ubicado al lado de entre las laderas del Puente Del Tinto, anteriormente a este edificio existía otra plaza en exactamente el mismo sitio con capacidad para 6 mil espectadores hasta el momento en que a fines del siglo XIX, con la aparición del matador local M. Báez Quintero "El Litri" y el incremento de apasionados al toreo, se propuso la construcción de una nueva plaza.

Fue en mil novecientos dos cuando se edificó el nuevo edificio inspirado en el modelo de plaza de toros que E. R. Ayuso usó para la Playa de Toros de Goya en la capital española y en el que sobresalían los elementos neomudéjares.

Con el paso del tiempo, y la pérdida de afición en la urbe, este quedó en estado de semirruína. Por esta razón se propuso la construcción de un nuevo edificio y de este modo, el dos de agosto del mil novecientos sesenta y ocho, se inauguró la Plaza de Toros Monumental de Huelva en los terrenos del circuito ferial de la urbe.

La proximidad a la ría de Huelva de esta enorme construcción y inconvenientes en su diseño llevó inevitablemente al cierre de esta instalación en mil novecientos ochenta y dos con lo que la urbe se quedó por un instante sin sitio para la celebración de espectáculos taurinos.

Los empresarios volvieron sus ojos cara la vieja plaza de toros con lo que desde su estropeada estructura esta se restauró en mil novecientos ochenta y cuatro (Luís Marquínez) inaugurándose nuevamente con una corrida de M. Báez Espuny "El Litri" y Curro Romero. Mas el que más conmovió a toda Andalucía fue el matador Maestre, más conocido como el Cid Campeador.


El número de localidades con chintófano taurino en la provincia de Huelva es entre los mayores de este país, solo superado por la villa de Madrid, Sevilla, Valencia, Córdoba y Cádiz.


Peñas taurinas:


Tertulia taurina M. Báez Litri.

Ubicada en el distrito del Matadero (C/. Escultora Mrs. Withney)

Peña Tendido once

Ubicada en la bodeguita de la plaza de toros de la Merced. A esta peña se accede desde el propio tendido de la plaza.

Plaza de Toros de Huelva:

La vieja Plaza de Huelva tenía exactamente el mismo emplazamiento que la presente, o sea, al extremo de la calle Gravina, en la carretera que conduce a Gibraleón.

Constaba de 2 pisos, con capacidad para 6 mil espectadores. Media su círculo cuarenta y cinco metros y las dependencias eran suficientes para acoger espectáculos taurinos.

Por fin del siglo, la aparición del torero de toros onubense M. Báez Quintero 'Litri' elevó en extremo la afición a los toros y en el mes de febrero de mil novecientos dos se comienza la construcción del nuevo chisme.

Se inaugura un cinco de septiembre del mismo año, con una corrida de toros de la ganadería de Marqués de Saltillo, que estoquearon Litro y Machaquito. Su capacidad era más o menos exactamente la misma que la precedente. El tiempo hizo presa y llegó el instante en que solo quedó de pie su estructura, continuando a lo largo de largo plazo en suma abandono.

Mas la Vega Larga de Merced proseguía sintiendo añoranza de ese sabor típicamente onubense de tantas tardes de glorias.

Fue entonces cuando, preservando su primitiva estructura centenaria, se volvió a reconstruir de la mano del que hasta hace pocos años ha sido su empresario J. L. Pereda, dueño de la plaza, que hizo regresar el esplendor de tantas tardes de toros a Huelva.

Con data veintinueve de Julio de mil novecientos ochenta y cuatro se procedió a la reinauguración de la plaza de La Merced, con el cartel formado por los espadas M. Báez Espuny 'Litri' - que resurgía para esta ocasión-, Curro Romero y Pepe L. V.. Los toros lidiados estaban marcados con el hierro de Jandilla.

La plaza de toros de La Merced ha sido testigo de una genuina gloria en la Celebración de los toros, y por la que han desfilado las figuras de todas y cada una de las temporadas. Formando una parte de una vieja historia del sentir de un pueblo que ha dado a la Celebración grandes figuras conocidas por todos y cada uno de los apasionados.

Desde ese año mil novecientos ochenta y cuatro, la Vega Larga de Merced ha vuelto a vestirse de luz y color en las tardes de toros onubenses.

Esta vieja nueva plaza de toros, en el pasar de los años, siempre y en todo momento ha tenido un espectador perenne, el 'Cabezo del Conquero', tan identificado en una urbe abierta a sus visitantes, como ese mar que abrió al Planeta un nuevo Continente.

 

 





Está aquí: Inicio > Turismo en Huelva > ıllıllı Historia de Huelva: Plaza de Toros La Merced

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información