HUELVA 2017-2018

Historia, Playas, Turismo, Recreativo, Fiestas Colombinas, Semana Santa Onubense y Romería del Rocío

TODO SOBRE LA PROVINCIA DE HUELVA

Huelva y el río Guadalquivir: nacimiento, trayecto y ciudades


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 


 

     
 

El río Guadalquivir (del árabe «el río grande») es un río peninsular de España que nace en la Cañada de las Fuentes (Sierra de Cazorla), en el término municipal de Quesada (Jaén).

Su cuenca hidrográfica engloba territorios de Jaén, Córdoba, Almería, Granada, Málaga, Sevilla, Huelva y Cádiz, tal como de Murcia, Albacete, Urbe Real y Badajoz.

Desemboca en el Océano Atlántico por Sanlúcar de Barrameda, en un extenso estuario entre la provincia de Cádiz y la de Huelva. Entre Sevilla y el estuario, se ubica una extensa zona húmeda: las Marismas del Guadalquivir.

Es el quinto río por longitud de la península ibérica. En su recorrido por Andalucía de este a oeste, atraviesa urbes como Andújar, Córdoba o bien Sevilla.

Los fenicios llamaron al río Baits, después Betis (o bien Baetis) desde tiempos pre-romanos hasta el periodo de al-Ándalus, dando su nombre a la provincia romana de la Bética en Hispania. Los helenos, que se interesaron por el Gran Río del sur de Hispania por medio de la información recogida por los fenicios, lo llamaban Tharsis, río de Tartessos. Su nombre actual deriva del árabe al-wadi al-Kibir que significa «el río grande».

La cuenca procede de fuentes superficiales, si bien se han localizado cincuenta y dos áreas de agua subterránea. Las precipitaciones son más rebosantes en las montañas que rodean la cuenca y menor en los vales del interior, donde se hallan la mayor parte de la población y los regadíos. Las precipitaciones y escorrentías son poco a poco más variables, lo que expone a los residentes a peligros de inundaciones y sequías.

El riego consume el ochenta-ochenta y cinco por ciento del agua libre. Los regadíos se estimaban en seiscientos sesenta y cinco cero Ha en mil novecientos noventa y nueve y se concentran alrededor del cauce del río Guadalquivir generando hortalizas, algodón, maíz, fresas, olivar, cítricos y otros frutales. Del mismo modo hay unas treinta y cinco cero Debe arrozales localizados en las marismas del Guadalquivir.

En un año pluvial medio, la demanda de agua (tres mil quinientos setenta y ocho Mm³ por año) es mayor que la oferta (tres mil trescientos cincuenta y siete Mm³ por año). La polución proveniente de zonas urbanas, industriales y agrícolas tiene un impacto negativo en la calidad del agua de la zona.


Afluentes

Los primordiales afluentes del Guadalquivir, en sentido aguas abajo, son los próximos ríos:

por el margen izquierdo:

río Aguascebas, en Mogón
río Cerezuelo,en las cercanías de Santurrón Tomé
río Guadiana Menor;
río Guadalbullón;
río Guadajoz;
río Genil, el primordial afluente, que le aporta un caudal de treinta y tres m³/s y recoge una parte de las aguas de Sierra Nevada. Pasa por Granada, así como el río Darro, aparte de por Huétor-Tájar, Loja, Puente Genil y Écija;
río Corbones;
río Guadaíra, que pasa por Morón de la Frontera, Alcalá de Guadaíra y Sevilla;
río Guadiana Menor

por el margen derecho:

río Borosa.
río Aguamulas.
río Guadalimar.
río Jándula;
río Yeguas;
río Guadalmellato;
río Guadiato;
río Bembézar;
río Rivera del Huéznar;
río Viar;
río Rivera de Huelva;
río Guadiamar.



Régimen fluvial

El régimen en la cabecera es pluvial con un máximo en invierno que es general en toda la cuenca, aunque tras el deshielo se genera otro máximo secundario en primavera, con el deshielo en las sierras. La irregularidad es de cinco con uno en la cabecera y de tres con cuarenta a la desembocadura.

Las crecidas del Guadalquivir han ocasionado inconvenientes durante la historia sobre todo, a la provincia de Sevilla, en plena llanura aluvial. El inconveniente de las inundaciones se ha resuelto en la capital andaluza, no de esta manera en Córdoba y otras poblaciones de la cuenca como Andújar, Montoro y Lora del Río, perjudicadas por inundaciones en el último mes del año de mil novecientos noventa y seis, diciembre de mil novecientos noventa y siete y febrero y diciembre de dos mil diez. La crecida más fuerte del siglo veinte fue la de febrero de mil novecientos sesenta y tres con un caudal de cinco mil cuatrocientos m³/s en Córdoba y seis mil setecientos m³/s. en Sevilla.

La regulación del río tal como de sus afluentes ha impedido que se vuelvan a lograr caudales de esa magnitud. Tras la construcción de los grandes embalses resaltan las inundaciones de diciembre de mil novecientos noventa y seis y mil novecientos noventa y siete en las que en Sevilla se llegó a tres mil ochocientos diez m³/s4 y tres mil doscientos treinta y cuatro m³/s5 respectivamente.

Más últimamente, en la crecida de febrero de dos mil diez el Guadalquivir llegó a dos mil cuatrocientos m³/s en Córdoba y tres mil ciento setenta y cuatro m³/s6 en Sevilla. En el mes de diciembre de dos mil diez, debido a la crecida de su primordial afluente, el Genil, que superó los mil m³/s, el caudal en Sevilla fue de tres mil quinientos ochenta y cuatro m³/s.7


Poblaciones que atraviesa

Provincia de Jaén

Mogón, Santurrón Tomé, Chilluevar, La Iruela, Cazorla, Quesada, Puente del Prelados, Mengíbar, Villanueva de la Reina, Andújar, Marmolejo,

Provincia de Córdoba

Villa del Río, Montoro, El Carpio, Córdoba, Posadas, Palma del Río,

Provincia de Sevilla

Peñaflor, Lora del Río, Villaverde del Río, Brenes, Alcalá del Río, La Rinconada, La Algaba, Camas, Sevilla, San J. de Aznalfarache, Gelves, Palomares del Río, Coria del Río, La Puebla del Río.

Provincia de Cádiz

Sanlúcar de Barrameda


Embalses

La cuenca del Guadalquivir tiene una capacidad de embalsado de ocho mil setecientos ochenta y dos hm³. Los primordiales embalses son:


En el río Guadalquivir
Cenagal del Tranco de Beas en la provincia de Jaén.

Cenagal del Tranco de Beas: cuatrocientos noventa y ocho hm³

En sus afluentes

Embalse de Iznájar, en el río Genil: novecientos ochenta y uno hm³
Embalse de La Breña II, en el río Guadiato: ochocientos veintitres hm³
Embalse del Negratín, en el río Guadiana Menor: quinientos sesenta y siete hm³
Embalse de Giribaile, en el río Guadalimar: cuatrocientos setenta y cinco hm³
Embalse de Guadalmena, en el río Guadalmena: trescientos cuarenta y seis hm³
Embalse de Bembézar, en el río Bembézar: trescientos cuarenta y dos hm³
Embalse de Jándula, en el río Jándula: trescientos veintidos hm³
Embalse de Zufre, en el Rivera de Huelva: ciento setenta y cinco hm³
Embalse de Arenisco, en el Río Arenisco, Montoro: ciento sesenta y siete Hm3

El Guadalquivir es el único río de España con tráfico fluvial significativo, si bien hoy día solo es navegable desde el mar hasta Sevilla. En tiempos de los romanos era navegable hasta Córdoba y en determinados instantes las naves pudieron llegar hasta Andújar.


Las aguas del Guadalquivir han visto pasar ciertas civilizaciones que determinaron el curso histórico de España. De los pueblos que dejaron su huella a lo largo del curso del Guadalquivir, podríamos refererir a los fenicios, los tartesos, los íberos, los romanos, los árabes.

 
   
 




Está aquí: Inicio > Provincia de Huelva > Huelva y el río Guadalquivir: nacimiento, trayecto y ciudades

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información