HUELVA 2017-2018

Historia, Playas, Turismo, Recreativo, Fiestas Colombinas, Semana Santa Onubense y Romería del Rocío

TODO SOBRE LA PROVINCIA DE HUELVA

Huelva y el río Tinto: nacimiento, trayecto y ciudades


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 


 

     
 

El río Tinto (Luxia1 en la antigüedad) es un río ribereño del sur de España, que discurre durante la provincia de Huelva, Andalucía. Nace en la sierra de Padre Costoso (Nerva, Huelva) y tras recorrer prácticamente cien km llega hasta la ría de Huelva, donde se funde con el río Odiel.

El río es conocido por el color rojizo de sus aguas, de ahí su nombre. La coloración tiene su origen en la meteorización de minerales que poseen sulfuros de metales pesados hallados en los yacimientos a lo largo del río.

Estos yacimientos son depósitos hidrotermales compuestos en buena medida por rocas de pirita (sulfuro de hierro (II)) y calcopirita (disulfuro de hierro y cobre).

El proceso de meteorización se debe a la oxidación microbiológica de estos minerales, ocasionada primordialmente por unas bacterias singulares como Acidithiobacillus ferrooxidans o bien Leptospirillum ferrooxidans y otras bacterias acidófilas que oxidan los iones sulfuro y ferroso a iones sulfato y férrico, liberando protones que acidifican las aguas, y lixiviando una pluralidad de metales pesados como cationes en el agua.

Es a raíz del flujo de ácido sulfúrico que el agua del río tiene un carácter muy ácido. A este proceso se le llama Drenaje Ácido de Minas.

El cuerpo del mineral fue depositado en el periodo Carbonífero (trescientos-trescientos cincuenta Ma) por actividades hidrotermales sobre el fondo del mar. El área del río tiene una historia de actividad extractora por la parte de todos y cada uno de los pueblos que se asentaron en la zona, como los íberos (que comenzaron en el año tres mil a. de C. y lo llamaban «Iberus»), los fenicios, romanos (que lo llamaban «Urium») y los musulmanes.

La minería prosiguió a lo largo de la era fenicia y la romana hasta los musulmanes en la segunda una parte del siglo XV. Fue primordialmente de cobre, mas asimismo de hierro y manganeso. En el siglo XIX la explotación minera empezó a gran escala, eminentemente llevada a cabo por empresas del R. Unido. Tras lograr la producción máxima en mil novecientos treinta la producción redujo y se acabó para el cobre en mil novecientos ochenta y seis, y para la plata y la extracción de oro en mil novecientos noventa y seis.

Orografía

Río Tinto pertenece a la cuenca atlántica andaluza (Distrito Hidráulico Tinto-Odiel-Chanza), que nace en la sierra de Padre Costoso y desemboca en la ría de Huelva donde converge con el río Odiel.

Cercana a su nacimiento se ubica la corta a cielo abierto de la mina de Peña del Hierro en Nerva, encontrándose algo más adelante Corta Atalaya, el mayor yacimiento minero a cielo abierto de Europa, ya en el ayuntamiento de Minas de Río Tinto. Los dos yacimientos vienen siendo explotados desde la temporada romana.

El río discurre prácticamente en su totalidad por la provincia de Huelva, del mismo modo que sus riachuelos, salvo los riachuelos de Peñas Altas y el arroyo de J. Antón que nacen en el ayuntamiento hispalense de El Madroño, formando en este tramo de Minas de Río Tinto-El Madroño la linde provincial de Huelva con Sevilla.

Sus primordiales afluentes son los ríos Nicoba, Jarrama, Domingo Rubio, Corumbel, Casa de Valvarde y Candón. Del norte, donde se ubica su nacimiento, al sur, donde desemboca, el río atraviesa los ayuntamientos onubenses de Nerva, Minas de Río Tinto, El Campillo, Zalamea la Real, Berrocal, Valverde del Paseo, Paterna del Campo, Bruma, La Palma del Condado, Villarrasa, Bonares, Trigueros, Lucena del Puerto, San J. del Puerto, Moguer, Palos de la Frontera y Huelva.

Ecología

Sus aguas rojas se identifican por su pH entre uno con siete y dos con cinco (muy ácido), con alto contenido en metales pesados: hierro mayoritariamente, cobre, cadmio, manganeso, etcétera, mas con oxígeno, puesto que los organismos que existen en el río son fotosintéticos en su mayor parte.

Estos microorganismos, amoldados a hábitats extremos, son acidófilos y se nutren solo de minerales; son tanto procariotas como eucariotas, incluyéndose entre los segundos ciertas especies de hongos y algas endémicas del río.

Por este motivo, la NASA lo eligió como hábitat a estudiar por su posible semejanza con el entorno del planeta M.. Un experimento con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y desarrollado en el río Tinto, ha confirmado la posibilidad de que ciertos géneros de organismos puedan subsistir bajo las restrictivas condiciones del planeta M.

COMIENZA EL PROYECTO M.A.R.T.E. EN RIO TINTO

Científicos de la NASA y del Centro de Astrobiología (INTA/CSIC) de España simularán en Huelva la busca de vida en M.

Científicos de NASA, en cooperación con científicos españoles del Centro de Astrobiología, han empezado un proyecto, de 3 años de duración, en el que se marcha a simular una misión de perforación del subsuelo de M. realizándose perforaciones de hasta ciento cincuenta metros de profundidad, con tecnología estándar, para la busca de microorganismos extremófilos que se espera que existan en las fuentes del Río Tinto.

A lo largo del proyecto, llamado Experimento Astrobiológico de Tecnología y también Investigación de M. (Mars Astrobiology Research and Technology Experiment (M.)), científicos y también ingenieros de NASA, de Universidades americanas y del Centro de Astrobiología de España, aguardan poder probar que sistemas robotizados son capaces de buscar indicios de vida bajo la superficie marciana.

"El área del Río Tinto presenta analogías esenciales con M., que pueden asistir en la busca de vida, en agua líquida, bajo el subsuelo de M.," conforme Carol Stoker, estudiosa primordial del proyecto y que pertenece al NASA Ames Research Center ubicado en el Silicon Valley, California.

Las bacterias existentes en el río juegan un papel esencial en el mantenimiento de las condiciones de acidez del río, al metabolizar el hierro y el azufre presentes en la zona. El alto contenido de hierro disuelto en las aguas ácidas del río, le dan un color colorado profundo como el del vino tinto, de ahí su nombre Río Tinto.

Los científicos aguardan localizar bacterias afines en el subsuelo del Río Tinto, donde el agua subterránea interacciona con minerales de hierro y azufre. Dichas bacterias podrían estar sobreviviendo a base de compuestos químicos y minerales presentes bajo la superficie, sin interacción con el exterior.

Con las perforaciones se conseguirán muestras que, tras ser analizadas, con instrumentación y tecnología de carácter muy novedoso aportada por el Centro de Astrobiología, aportarán esenciales datos sobre las formas de vida existentes. Más tarde se empleará esta información para contrastar las posibilidades de los robots que procurarán indicios de vida, compuestos orgánicos y minerales.

SIMULAR UNA MISION AL PLANETA MARCIANO

En las próximas fases del proyecto en el Río Tinto se pretende simular una misión de busca de indicios de vida en el planeta M. para lo que se desarrollará un taladro robotizado tal como un conjunto de instrumentos para la detección de biomarcadores.

Los científicos y también ingenieros que interpretarán los datos y operarán el sistema robotizado van a estar ubicados en NASA (E.U.) y en el Centro de Astrobiología en la capital española, y se comunicarán vía satélite con el equipamiento instalado en Río Tinto.

Conforme con los científicos del proyecto M., el subsuelo es un entorno clave en la busca de vida en otros planetas. "Toda vida precisa agua líquida y una fuente de energía," conforme Carol Stoker.

"En la Tierra, la mayor parte de formas de vida se hallan en la superficie, en donde abunda el agua y la luz solar provee la energía, al tiempo que en la superficie de M. se considera que extrañamente haya tenido agua líquida. Sin embargo, NASA planea efectuar perforaciones automatizadas en la busca de vida subterránea pues sí se espera hallar agua líquida en el subsuelo de M.. Esta es la razón por la cual estamos probando estrategias de busca de vida en el Río Tinto, en donde el agua es subterránea y la energía química, se cree, "es el soporte de la vida" agrega Stoker.

¿UN NUEVO SISTEMA DE VIDA?

Los científicos piensan que existen suficientes patentizas que sugieren que la química del Río Tinto y su biología pueden ser el desenlace de un reactor químico-biológico subterráneo abastecido por organismos que no precisan oxígeno para subsistir.

R. Amils Pibernat estudioso del proyecto M. , microbiólogo del Centro de Astrobiología y de la Universidad Autónoma de la villa de Madrid y especialista en la biología del Río Tinto, piensa que tal sistema podría existir en el subsuelo de las proximidades del Río Tinto y que de ser encontrado, esta clase de vida representaría un sistema de vida subterránea absolutamente nuevo y tal vez equivalente a los que pudiesen existir o bien haber existido en el planeta M.

Conforme Carol Stoker "Aparte de buscar indicios de vida subterránea, aguardamos que M. sirva de acicate a fin de que haya estudiantes que escojan estudios de ingeniería y ciencias.". Se marcha a efectuar una serie de 8 hablas educativas sobre el proyecto M., que van a tener una hora de duración y van a ser trasmitidas por medio de Internet; empezarán el próxima día veintinueve de septiembre y concluirán el quince de Octubre.

 
   
 




Está aquí: Inicio > Provincia de Huelva > Huelva y el río Tinto: nacimiento, trayecto y ciudades

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información