HUELVA 2017-2018

Historia, Playas, Turismo, Recreativo, Fiestas Colombinas, Semana Santa Onubense y Romería del Rocío

Fiestas de la Virgen de la Cinta

ıllıllı Trayecto e itinerario la virgen de la Cinta


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 


 

     
 

 

Entre los datos históricos más interesantes se puede destacar que la Virgen de la Cinta es Regidora Perpetua de la urbe desde mil novecientos cincuenta y seis, y fue Coronada canónicamente por el Cardenal M. Somalo, camarlengo de Su Santidad el Papa, el veintiseis de septiembre de mil novecientos noventa y dos. Más tarde la imagen de Nuestra Señora de la Cinta encabezaría la Solemne Eucaristía que Su Santidad el Papa J. P. II ofició en la Avenida de Andalucía en mil novecientos noventa y tres.

La tradición popular cuenta que sobre el año cuatrocientos un hombre llamado J. A., zapatero de profesión, viniendo de Gibraleón padeció un fuerte dolor en el costado, cayó al suelo y también invocando a M. Muy santa por su N., encontró un cinto en el suelo y atándoselo curó y prosiguió su paseo.

En acción de gracias edificó una pequeña capilla en el sitio del milagro, y un amigo pintor que tenía en casa recogido, de nombre P. P., pintó en su interior, sobre la pared, una Señora sentada con el Pequeño en su regazo desvisto con unos zapatos.

El Pequeño lleva una Cinta en la mano derecha recordando el milagro del dolor y la Virgen una Granada en la mano izquierda que representa sus virtudes (la granada tiene una enorme simbología cristiana). Asimismo afirma la tradición que este zapatero obsequiaba a los pequeños pobres zapatos en el día de Navidad, por eso el Pequeño lleve zapatos.

Desde tiempos inmemoriales la Virgen de la Cinta ha sido guía del marinero y madre de los onubenses, mas el día de hoy no deseamos centrarnos solo en el aspecto religioso de esta devoción, para eso hay otras páginas y publicaciones, sino más bien asimismo al aspecto popular de estas fiestas, irremediablemente unido a los cultos religiosos.

La Virgen de la Cinta, como todo el planeta sabe, se halla todo el año en el Santuario del Conquero, dónde está la auténtica y primitiva imagen de la Virgen: una pintura en el muro del altar mayor. La talla que procesiona es una imagen del círculo de B. Hita del Castillo, de cara mil setecientos sesenta, cosa que ciertos onubenses ignoran.

La tradición afirma que la Virgen bajará a Huelva el tercer domingo del mes de agosto, a lo largo del rezo del Rosario. Éste es entre los instantes más mágicos de la urbe, viendo amanecer en las marismas del Odiel desde el cabezo. En nuestros días la Ermita se halla de manera perfecta integrada en uno de nuestros distritos, mas décadas atrás lo que el día de hoy es La Orden no era pero que un campo de olivos.

Este primer traslado, popularmente conocido como la bajada de la Virgen” es seguido fervorosamente por miles y miles de onubenses que dejan sus destinos playeros y se rencuentran ambiente a la patrona. El pasear de la Virgen es en silencio, roto solo con los rezos y cantos religiosos-populares, y el coro de campanilleros de la Virgen de la Cinta que interpreta coplas dedicadas a la Virgen y fandangos de la tierra; todo muy cañí”.


Frecuentemente la Virgen bajaba hasta La Merced, que entonces terminaría siendo Santa Iglesia Catedral (mil novecientos cincuenta y tres), donde se efectuaba la novena y se trasladaba nuevamente al Santuario el día ocho de septiembre, día de su festividad. Lo hacía de una manera sencillísima, y los más viejos recuerdan, por poner un ejemplo, un altar que se le montaba en Santa L. con pirotecnia incluida.

En la Vieja Plaza de la Merced, y su ambiente, se festejaban las Fiestas de la Cinta, con los tradicionales puestos de feria y las cunitas” en el cruce de la calle V. Limón con la Cuesta del Carnicero. Entonces la plaza era otra, mejor que la presente naturalmente, y la manera de festejar las fiestas también; una orquesta-charanga y baile, como se hacía y se hace en los pueblos. Las fiestas terminaban con la marcha de la Virgen el día ocho.


En los últimos tiempos se ha cambiado todo esto en algo, no sin determinada controversia. Desde la apertura de la Concepción es trasladada allá, donde se le efectúa la novena, y es que desde su apertura se ha transformado en la iglesia de tendencia.

En la actualidad efectúa la Procesión Solemne con las autoridades civiles, políticas y militares el día siete por el centro de Huelva, y el ocho hace el paseo de regreso de forma popular con banda de música. Asimismo se ha puesto de tendencia en los últimos tiempos eso de cantarle a la Cinta; una forma como otra cualquiera de orar cantando, de lucirse frente a un abundante público conforme se mire.

Ya se han hecho tradicionales las oraciones de coros y conjuntos rocieros en el Camino de la Independencia, en las Colonias, de las peñas flamencas durante todo el recorrido. El día seis se efectúa la ofrenda floral, a caballo, no se sabe realmente bien por qué razón, a las puertas de la Concepción.


El adjetivo popular que hemos venido usando para charlar de los traslados de la Virgen oculta, para muchos, un tanto de anarquía del cortejo puesto que no cumple con los cánones propios de una procesión, para otros es el día del pueblo de Huelva, que acompaña a su patrona de una manera fácil, emotiva y tumultuaria.

Acá nos hallamos con los que la consideran cateta de genuina, si bien la verdad es que al festejar la procesión solemne del día siete se cumple el expediente protocolario, y los traslados pasan a ser del pueblo absolutamente, además de esto de manera contundente



Desde la creación de la barriada de La Orden se decidió trasladar allá las fiestas, padecieron un enorme bajonazo de público que no se desplazaba hasta la parte alta de la urbe. Últimamente se procuraron reactivar duplicando sus escenarios a la Plaza de la Merced por aquello de estar festejando junto la Virgen, allá se programan conciertos de conjuntos musicales y orquestas.

Esto ha sido realmente bien acogido por los onubenses que no desean desplazarse hasta el circuito ferial y en pleno centro de Huelva pueden gozar de las actuaciones.

Si bien la solución semeja bastante bien difícil a pesar de que el circuito de La Orden es poco a poco más reducido, pues la localización tradicional es materialmente imposible por la escasa capacidad, acústica y belleza de la presente Plaza de la Merced.


Estas son las fiestas de la Cinta que fueron y son, su futuro es bastante dudoso, en lo que se refiere a las fiestas, por el citado escaso espacio del circuito ferial de La Orden. Allá hay una cantidad de metros cuadrados inutilizados a lo largo de todo el año que a la Gerencia Municipal de Urbanismo vendrían que ni pintados para dotaciones asociado-culturales de residencia.


A pesar de todo podemos congratularnos de que pese a su devoción no solo se sostiene sino aumenta entre los ciudadanos de estas tierras onubenses.

 

 

⌘ CANAL 02: FERIA Y FIESTAS DE LA VIRGEN DE LA CINTA (HUELVA)








Está aquí: Inicio > Fiestas de la Cinta > ıllıllı Trayecto e itinerario la virgen de la Cinta

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información