HUELVA 2017-2018

Historia, Playas, Turismo, Recreativo, Fiestas Colombinas, Semana Santa Onubense y Romería del Rocío

Fiesta de Halloween en Huelva

ıllıllı Todo sobre la noche de Halloween en Huelva (I)


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 


 

   haloween huelva  
 

Lo que el día de hoy conocemos como la Noche de Brujas o bien Halloween se festejaba hacen más de tres mil años por los Celtas, un pueblo guerrero que habitaba zonas de Irlanda, Inglaterra, Escocia y Francia. Exactamente el treinta y uno de octubre, los Celtas festejaban el final de año con el Samhain, una celebración pagana.

Con la inmigración europea a los U.S.A., primordialmente la de los irlandeses catolicos en mil ochocientos cuarenta y seis, llegó la tradición de Halloween al continente americano.

Cuando se charla de Halloween o bien Día de las Brujas se piensa en disfraces, maquillaje, celebración, dulces y niños; mas la tradición señala que su celebración no siempre y en toda circunstancia fue festiva y alegre, y que los ritos que se practicaban a lo largo de la noche tenían un carácter purificador y religioso.


¿Quiénes eran los celtas?
Procedían originariamente de Asia y formaron el leño, como miembro del pueblo indogermánico, que se estableció en el occidente de Europa, en el siglo veinte a.C. ya habitaban el centro y norte de Europa. Para el año mil a.C. se extendieron por las Islas Británicas, norte de Francia, una parte de Suiza y norte de Italia. Invadieron España en el siglo IX a.C. Su lengua era indoeuropea, de la que se preservan escasos registros literarios.

Para el siglo IV a.C. fueron alejados del centro y norte de Europa, como consecuencia de las llegadas de otros pueblos, los conjuntos germánicos.

Los días singularmente significativos para un pueblo afirman mucho de él. la data de el 1° de SAMONIS, que significa "asamblea", y es el equivalente a nuestro 1° de noviembre, los celtas comenzaban el año.

La llegada del cristianismo lo convirtió en el día de Todos y cada uno de los Beatos (y todos y cada uno de los Finados). SAMONIS se hizo samuin o bien SAMAIN en irlandés viejo, y samhain [sâuñ] en el moderno.

Ese día, por si fuera poco, se festejaba el encuentro cariñoso, a riberas de un río, de Morirîganî con Teutatis, el Dios de la Tribu, padre de los hombres y señor del planeta inferior. Ella era la diosa única céltica, en su aspecto de señora del planeta inferior y de la guerra, "la Reina de fantasmas".

La versión de esa pareja para los irlandeses eran Morirían y Dagda; en las Galias (Francia) se llamaban Sucellos y Herecura; y en Hispania, Endovellicos y Ataicina. La cita cariñosa tenía una consecuencia esencial, puesto que la diosa le daba a su amado los secretos para salir victorioso en la próxima batalla mítica.

Para el folclore, Hallowe’en, recuerda que es, en el hemisferio norte, el inicio del año obscuro. Los celtas, como otros pueblos viejos, comenzaban los ciclos temporales por la mitad oscura: el día acababa con la caida del sol y la jornada siguiente tenía su comienzo con la obscuridad de la noche, el año nuevo empezaba en esta data con el principio del invierno (boreal).

Un punto de vista interesante para tener en consideración es que este festival se asociaba con el aire. Agua, fuego, tierra y aire no eran solo los elementos esenciales de los helenos presocráticos, sino como categorías de aprehensión de la realidad fueron de todos y cada uno de los indoeuropeos y asimismo de muchas otras etnias.

Las otras festividades celtas eran: Ambiwolkà ("circumpurificacion"), cara el primero de febrero, correspondía al agua. Belotenià ("fuego refulgente"), que viraba en torno de los fuegos de primavera, el 1° de mayo, una celebración todavía festejada el pasado siglo por los campesinos de Europa como la celebración de los Mayos y el día de hoy curiosamente reciclada en el día del Trabajo.

Lugunàstadà ("matrimonio de Lugus") era la celebración del matrimonio sagrado del dios-rey Lugus con la Tierra el 1° de agosto. SAMONIS debía ver con el aire, esto es, con los espíritus.

El treinta y uno de octubre es una data socia con los fallecidos, las ánimas en pena, las brujas y los hechizos. Estas peculiaridades se deben a su proximidad con el día de los finados, que produjo la iglesia católica y que se memora el 1 de noviembre. Como en otros festivales de año nuevo, en esta data los fallecidos estaban de nuevo entre los vivos. Los celtas hacían sacrificios humanos y de animales, en honor al dios Samhaím, señor de la muerte.

Este día marcó la finalización del verano y la cosecha, y el inicio del obscuro y frío invierno, instante del año que frecuentemente se asoció con la muerte humana. Los celtas pensaban que la frontera entre los mundos de los vivos y de los fallecidos se volvía dudosa en la noche ya antes del Año Nuevo.

La noche del treinta y uno de octubre festejaban Samhain, data en la que se pensaba que los espíritus de los fallecidos retornaban a la tierra. Para espantar a estos malos espíritus, los celtas se vestían con cabezas y pieles de animales al paso que los sacerdotes de druida efectuaban sacrificios con fuego para festejar el día de una forma más cristiano.

Una vez que los romanos conquistaran la mayor parte del territorio celta en el año cuarenta y tres D.C., se incorporaron 2 festivales de origen romano aparte de la tradicional celebración de Samhain. A lo largo de 4 siglos, Feralia fue un festival en el que se rendía culto a los fallecidos y Pomona fue el festival de la cosecha cuyo nombre se debe a la diosa de los frutos (manzanas) y árboles.

HogueraDurante la liturgia del treinta y uno de octubre los celtas se disfrazaban con las pieles de los animales sacrificados para sacar del pueblo a los diablos que los visitaban y poder volver a la normalidad al día después. Con las cenizas y restos de los sacrificios hacían un rito para conocer el futuro de los próximos meses.

Del mismo modo, se festejaba el "sabbath" o bien celebración de brujas. En ella, las brujas y hechiceros se reunían para ofrecer sacrificios a Satanás, señor de la muerte, a través de ritos, actos sexuales y muerte. En la Edad Media se quemaban gatos negros por creerlos amigos de las brujas.

En E.U. empezaron a festejar esta data las pequeñas comunidades de irlandeses católicos a mediados del siglo XIX, ya entonces entrado el siglo veinte ( el de la comercialización ) se extendió la tradición al resto del planeta, entre ellos Puerto Rico.

¿QUE SIGNIFICA HALLOWEEN?

Cuando el emperador C. dictaminó que los habitantes de su imperio se transformaran al cristianismo, muchos ritos paganos se introdujeron. Fue tal como el festival de Samhain se infiltro.

Cara el siglo VIII, la Iglesia Cristiana transformó el día 1 de noviembre en el día de Todos y cada uno de los Santurrones para rendir homenaje a todos y cada uno de los santurrones que no tuviesen un día particular de celebración.

Durante los años, estos festivales se combinaron, y la mayor parte llamó "All hallowmas" (la masa de todos y cada uno de los santurrones, de las personas santas) al Día de Todos y cada uno de los Santurrones. La noche precedente se conoció como "All Hallows Eve" (Víspera del Día de Todos y cada uno de los Santurrones). Con el tiempo, su nombre se transformó en Halloween.

Las brujas, reinas del Aquelarre

En la Edad Media empieza la prosecución de todos y cada uno de los ritos paganos, ( todo cuanto no es cristiano ) y es perseguido por su presunta vinculación con el maligno. No obstante, es con la Contrarreforma y con los diferentes cismas protestantes cuando la prosecución de la brujería se acrecienta notablemente.

Fue con la bula papal Summis desiderantis affectibus, del Papa I. VIII el cinco de diciembre del año de mil cuatrocientos ochenta y cuatro, con la que se legitimó la prosecución de brujas, tortura y ejecución, en general ardiendo en la fogata, comenzando de este modo La Inquisición a perseguir la hechicería. La figura histórica más conocida que fue condenada a arder en la fogata bajo la acusación de hechicera fue J. de Arco.

Lejos de ser mujeres con verrugas, algo sucias y que atraviesan el cielo montadas en una escoba, las brujas asimismo eran jóvenes preciosas que usaban sus conocimientos para hacer el bien a su comunidad.

Esa es la revisión del mito de las brujas que diferentes especialistas llevaron hace unos años en un congreso en Sassello, urbe situada al norte de Italia, y en el que participaron sicólogos, y religiosos, para entregar su punto de vista sobre un fenómeno inquietante, con una buena carga de dosis de mitos y leyendas.

"Brujas, fascinación y misterio. ¿Seductoras malvadas o bien cautivadoras seducidas?", ese era el leimotiv del congreso llevado a cabo en Triora en mil quinientos ochenta y ocho.

Las historias en torno a estas se semejan a las historias del "Cuco" o bien "Coco" que le hacian los progenitores a sus hijos ya antes de acostarlos a dormir, todo era una amalgama de absurdos productos de su imaginación.

Otras ideas para optimizar tus búsquedas en Internet: halloween en huelva, fiesta halloween huelva, disfraces halloween huelva, hoteles halloween huelva, halloween pelicula, halloween para niños huelva, halloween canciones.

 

 

⌘ CANAL 03: Fiesta y Noche Halloween en Huelva 2015








Está aquí: Inicio > Halloween en Huelva > ıllıllı Todo sobre la noche de Halloween en Huelva (I)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información