HUELVA 2017-2018

Historia, Playas, Turismo, Recreativo, Fiestas Colombinas, Semana Santa Onubense y Romería del Rocío

Fiesta de Halloween en Huelva

ıllıllı Calabaza Halloween en Huelva: Jack-o'-lantern


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 


 

   haloween huelva  
 

Un jack-o’-lantern (linterna de Jack en inglés) es una calabaza tallada a mano, socia a la festividad de Halloween. Toma su nombre del fenómeno natural conocido como fuego fantasioso (will-o'-the-wisp en inglés).

Para hacer un Jack-o'-lantern normalmente se coge una calabaza, se le quita la parte superior como tapa, y después se extrae la pulpa de su interior; sobre la superficie exterior se talla una imagen, por norma general un semblante monstruoso. A lo largo de la noche se pone una candela encendida en su interior para crear un efecto lumínico.

El término Jack-o'-lantern no es muy común fuera de Irlanda, si bien sí lo es la práctica de tallar calabazas para Halloween.

Hay un viejo relato popular irlandés que charla de Jack, un perezoso mas taimado granjero que empleó una cruz para capturar al Demonio.

Entre las versiones cuenta que Jack engañó al Demonio haciéndole subir a un manzano, y después puso de forma rápida cruces alrededor o bien talló una cruz en el leño, a fin de que el Demonio no pudiese bajar.

Otra versión del mito afirma que Jack era perseguido por ciertos campesinos a quienes había robado cuando se halló con el Demonio, quien le afirmó que había llegado el instante de su muerte.

No obstante, el ladrón retrasó su suerte tentando al Demonio a castigar a los campesinos que le perseguían aduciendo que eran fieles a Dios.

Jack le afirmó al Demonio (quien podía adoptar cualquier forma) que se transformara en una moneda con la que pagaría por los recursos robados; después, cuando la moneda/Diablo desapareciese enigmáticamente, los campesinos se pelearían entre sí para descubrir quién la había robado.

El Demonio accedió a la propuesta: se transformó en una moneda de plata y brincó al saco que Jack llevaba, solo para encontrarse al lado de una cruz que el ladrón asimismo había robado en la aldea. Jack cerró bien el bolso y la cruz privó al Demonio de sus poderes; y de esta manera lo capturó.

En los dos mitos, Jack solo deja ir al Demonio cuando este accede a no llevarse su ánima nunca. Tras un tiempo Jack muere, como cualquier otro ser viviente.

Evidentemente, su vida había sido demasiado pecaminosa para poder entrar en el Cielo; sin embargo, el Demonio había prometido no llevarse su ánima, y de esta forma quedó asimismo fuera del averno.

En ese instante Jack no tenía donde ir. Se preguntó de qué forma podría ver cara dónde se dirigía, puesto que no tenía luz alguna, y el Demonio le lanzó, como mofa, una brasa que jamás dejaría de arder, puesto que era una brasa de fuego del averno.

Jack ahuecó uno de sus nabos (su comida preferida), puso la brasa en su interior y empezó a deambular eternamente y sin rumbo por todo el planeta para hallar un sitio donde por último reposar.

Entonces pasó a ser conocido como Jack of the Lantern (“Jack el de la linterna”), o bien Jack-o’-Lantern. La linterna de Jack en Irlanda y Escocia era un nabo tallado con la presunta cara lúgubre de Jack, que acostumbraban a poner en las ventanas para espantar al demonio y a todo espíritu maligno de sus hogares.

La historia legendaria tiene múltiples versiones:

Ciertas incluyen un “hombre sabio y bueno”, o bien aun a Dios mismo ayudando a Jack a predominar sobre el Demonio.
Hay múltiples versiones del pacto entre Jack y el Demonio. Ciertas afirman que el trato era solo temporal mas el Demonio, abochornado y vengativo, niega la entrada de Jack al averno una vez que este muera.

Jack es considerado un hombre codicioso y es rechazado tanto en el Cielo como en el averno, al tiempo que al Demonio no se lo mienta siquiera.

En otras versiones, Dios le da a Jack el nabo.

Una variación afroamericana mantiene que Jack, llamado Gran Dieciséis, logra matar al Demonio, siendo más tarde rechazado en el averno por la viuda del mismo.

Hay una variación argentina del cuento que es la Historia del "Herrero Miseria" que contiene elementos muy afines a los de la historia de Jack

En C. Rica asimismo hay un cuento escrito por C. Lyra (Pseudónimo de Maria I. Carvajal) que narra una historia afín sobre un hombre llamado Uvieta que engaña a la muerte subiendo lo a un ¨arbol de uva, el que se subiese es este no se podía bajar sin el permiso de Uvieta, el que el Demonio le había dado como deseo, al final Uvieta deja ir a la muerte por que absolutamente nadie pero en el planeta se moría, Uvieta muere y se marcha al cielo, San P. lo recibe mas ve que no tuvo un buen comportamiento y lo manda al averno, como allí ya tenia mala fama tampoco lo dejaron entrar.

Alén de lo pintoresco de estas leyendas, el término jack-o’-lantern se refirió originalmente a un vigilante nocturno, o bien hombre con farol, siendo conocido su empleo desde mediados del siglo XVIII; y después se aplicó al fenómeno de los fuegos fantasiosos (will-o’-the-wisp en inglés).

En Labrador y Terranova, tanto los nombres “Jacky Lantern” y “Jack the Lantern” se refieren a los fuegos fantasiosos en lugar de a la calabaza tallada.

Por toda Irlanda y G. Bretaña existe la vieja tradición de tallar faroles desde vegetales, particularmente de determinadas variedades de nabos y remolachas.

Mas en mil ochocientos treinta y siete comenzó a aplicarse el término jack-o’-lantern a los faroles hechos con vegetales, empezando estos a asociarse particularmente a Halloween desde mil ochocientos sesenta y seis.

Incluso de esta manera, esta conexión entre el jack-o’-lantern y Halloween se produjo en Irlanda o bien G. Bretaña, si bien hay pequeños que festejan esta celebración sin ser siendo conscientes de su origen o bien de su historia.

Por si fuera poco, cuando fue transmitida esta tradición a EE. UU. y Canadá, no existía una plantación de nabos o bien remolachas, mas en cambio había un exceso de calabazas, con lo que los norteamericanos decidieron tomar esta hortaliza para hacer las jack-o’-lantern.

El historiador D. J. Skal escribió:
Si bien todo registro moderno sobre la festividad reclama los faroles tallados en vegetales como un componente tradicional de las celebraciones de Halloween en las Islas Británicas, no se dispone de fuentes primarias que lo acrediten.

En verdad, ninguno de los mayores registros del siglo XIX de las festividades y tradiciones populares británicas hacen mención alguna de faroles tallados en conexión con Halloween; ni tampoco lo hace ninguna documentación estándar de principios del siglo veinte.

En Francia hay una tradición afín. Los llamados "guénel", faroles tallados desde la remolacha utilizados popularmente en el "défilé des guénels", que se festeja a lo largo del mes de diciembre muy cerca de la Navidad.

En prácticamente toda España se empleaban de forma tradicional calabazas talladas con forma de cara y también alumbradas con candelas, a veces asimismo nabos, prácticamente siempre y en todo momento relacionadas con referencias a los difuntos; se hacían administrar eminentemente en la celebración de Todos Santurrones, mas en ocasiones se hallan usos sin relación directa con ella, entre octubre y noviembre.

Estas tradiciones han llegado todavía vivas en ciertas localidades a mediados del siglo veinte. Se conoce su empleo en Galicia o bien Castilla y L., Asturias, Castilla-La Mácula, Extremadura, Cataluña o bien Aragón.

En algún caso han sido recuperadas, como la Carbassada de Ripoll. La tradición se puede remontar por testimonios orales o bien literarios al siglo XIX, mas no hay citas reportajes precedentes explícitas.

En Cerdeña se ha preservado una tradición afín de calabazas alumbradas el día de Todos y cada uno de los Beatos, las conca y también mortu, si bien asimismo la hay sin relación con los difuntos: en otra tradición los pequeños llevan calabazas alumbradas en la celebración de San A., al final de Noviembre

En distintas unas partes de la Italia continental se conocen asimismo tradiciones similares: Se hallan en el Piemonte, la Liguria, la Campania, el Friuli, E.-Romagna, en al alto Lazio y Toscana, donde la calabaza eran llamada Zozzo

Últimamente se ha generado la teoria de que estas calabazas son las descendientes de las linternas sepulcrales romanas, luces encendidas como ofrendas a las almas vagantes de los fallecidos que se efectuaban en el festival romano dedicado a los finados, las feralia lucem, que sería el origen del término ferale utilizado en Italia para referirse a las linternas (del latin fero, ofrecer) la luz de la calavaza es puesta merced a la historia de leyenda de jack o bien lanter.

Otras ideas para optimizar tus búsquedas en Internet: halloween en huelva, fiesta halloween huelva, disfraces halloween huelva, hoteles halloween huelva, halloween pelicula, halloween para niños huelva, halloween canciones.

 

 

⌘ CANAL 03: Fiesta y Noche Halloween en Huelva 2015








Está aquí: Inicio > Halloween en Huelva > ıllıllı Calabaza Halloween en Huelva: Jack-o'-lantern

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información